sábado, 18 de agosto de 2012

Ensalada sencilla de rabanitos

Acabo de volver de pasar unos días en la playa, descansando del calor agobiante de Madrid y disfrutando del agua salada del mediterráneo y de una suave brisa que nos deleitaba prácticamente todo el día, haciendo el sol mucho más llevadero. Lo cierto es que no he tomado mucho el sol, pero siempre que lo hice me apliqué protección solar. Y es que últimamente nos bombardean con mensajes para que nos concienciemos de lo dañino que puede resultar el sol (¡a pesar de lo saludable que es!), y tienen razón. Así que ya llevo varios años intentando cuidar mi piel. Pero no voy a tener que sufrir demasiado este calor porque la semana que viene me vuelvo a marchar unos días, esta vez a los Pirineos. Y algo me dice que va a hacer incluso fresquito :D

Para sobrellevar estos calores y aprovechando que el otro día volví a ver rabanitos en el mercado, os voy a poner una receta muy sencilla y refrescante para esta época de verano. Ensalada de rabanitos y vinagreta de hierbas muy sencilla de preparar. Además, el rabanito contiene mucha agua, por lo que la ensalada resulta muy poco calórica y ligera. Y con ese ligero sabor picantillo que tiene le da mucha vida a la ensalada. 


Ingredientes:

- 1 bolsa de rabanitos

- 1 bolsa de tomatitos cherry

- 1 sobre de Salat Krönung

- Canónigos

Salat Krönung - Preparado para vinagretaTodavía no he hablado de ello, pero me encanta Alemania y su gastronomía, así que siempre que viajo allí procuro aprovisionarme de cosas que luego no encuentro en España, y los sobres de vinagretas para ensalada suelen durarme bastante. Como no es lo habitual tener uno de estos sobres, una alternativa es preparar nuestra propia vinagreta. Yo le pongo: Ajo y cebolla en polvo, cebollino y perejil naturales picados, un poco de pimienta y de sal y un poquitín de vinagre de módena, para que le dé un sabor un poquito más fuerte. A esta mezcla añadidle agua y aceite a partes iguales (una cucharada grande de cada uno por comensal). Cantidad de la mezcla de hierbas… pues una cucharada pequeña más o menos.

Volviendo a la ensalada… es tan sencillo como poner en un bol, plato o recipiente a vuestra elección una capa de canónigos, encima bastantes rabanitos cortados en lonchas y encima de estos tomatitos cherrys cortados por la mitad. Finalmente, preparar la vinagreta y echar por encima. La vinagreta de sobre se prepara añadiendo a las hierbas 3 cucharadas de aceite, 3 de agua y agitando esta mezcla (para unas 2 o 3 personas).

¿El resultado? Apetecible, refrescante y muy, muy sana…

Ensalada sencilla de rabanitos