jueves, 9 de agosto de 2012

Huevos rellenos

Hace unas dos semanas me fui de fin de semana rural con unos amigos, y hablando con uno de ellos de series que habíamos visto alguna vez salió el tema de Saint Seiya. Me picó bastante la curiosidad porque me habló de varias sagas que yo no sabía que existían, y parece ser que yo no había visto prácticamente nada. Así que cuando llegué a casa me puse a investigar... y hoy he empezado a verla de nuevo. Igual no os suena por el nombre original, pero... y si os digo "Los caballeros del Zodíaco"?

Esta noche he visto los tres primeros capítulos, y es que se pasan enseguida, son de 20-25 minutos... ¿Total? Una horilla, mientras cenaba unos huevos rellenos. Receta de toda la vida rápida, fácil y fresquita.

Ingredientes (para 2-3 personas):

- 5 huevos
- 2 latas de atún en aceite
- mayonesa
- aceitunas verdes (Opcional)

Preparación:


Fácil... se hierven los huevos durante 10 minutos (yo suelo dejarlos un poco menos y salen bien) y se dejan enfriar un rato. Yo los he hecho mientras preparaba la comida y por la tarde los he acabado. Una vez que están fríos se pelan y se lavan un poco para asegurarnos de que no quedan cáscaras. Los vamos cortando por la mitad y los dejamos en un plato, apartando las yemas. Las picamos, reservando un poco para adornar el huevo, y mezclamos el resto con el atún desmigado y un poquitín de mayonesa para que ligue y le de una textura más suave. Luego sólo queda rellenar con cuidado los huevos vacíos. Intentamos hacer una montañita que finalmente recubriremos con mayonesa. A mí no me entusiasma la mayonesa y le he puesto poca, pero eso es para gustos. ¡Cierto es que quedan más bonitos blancos! Y ya como toque final lo adornamos con la yema que habíamos reservado, esparciendo montoncitos encima de cada huevo. También se puede adornar con alguna aceituna, o ponerlas de acompañamiento en el plato.

Huevos rellenos con aceitunas
Huevos rellenos con aceitunas
La historia de la aceituna en estos huevos es que a mí no me han gustado nunca los huevos duros, y ya sabéis que a los niños hay que engañarlos con truquillos. Pues a mí lo que me hacían era enmascarar el sabor del huevo envolviendo cada bocado en una aceituna. Y así me lo iba comiendo. Qué paciencia los padres.... ¡benditos!

Olvidaba decirlo, pero lo ideal es dejar en el frigorífico los huevos para que estén frescos.

Huevos rellenos de atún