domingo, 23 de junio de 2013

Cruasanes de chocolate rápidos y fáciles de hacer

Llevaba tiempo esperando que llegara este fin de semana, por una parte, porque el viernes venía mi hermana y mi cuñado, y por otra... bueno, eso para otro momento. Total, que este fin de semana hemos estado acompañados, y en estos casos intentas cuidarles lo mejor posible (queremos que repitan!!! :D). Ha sido un fin de semana más bien tranquilín, pero aprovechando el buen tiempo que ha hecho nos hemos podido sentar en alguna terraza (relativamente alejada del tráfico) para disfrutar del momento y tomar algo. Y es que cuando viene alguien conocido me encanta enseñarles las tapas que ponen en algunos bares, sólo por pedirte una caña. Esto no es Granada, lo sé, pero no es nada despreciable tampoco.

Anoche les llevamos a un restaurante que nos gusta mucho, tanto por el trato como por la comida. Se llama Marujita's Kitchen, es de una chica argentina y creo que sólo lleva un par de años abierto, pero siempre que hemos ido nos han tratado fenomenal y hemos salido encantados con lo que hemos comido. Es un poco carete, pero un capricho de vez en cuando... Además, casi siempre se puede encontrar algún descuentillo por ahí.

¿Y para desayunar qué? Es un momento para disfrutar en casa, empijamados y despertándose poco a poco mientras tomamos el café... Así que esa intimidad se merece más que unas galletas María para mojar en la leche. Así que les hice unos cruasanes de chocolate. ¡Me encantan! Y es que están súper ricos y son muy rápidos de hacer.




Ingredientes (para 8 cruasanes pequeños):

- 1 lámina de hojaldre
- Chocolate negro intenso/ nocilla / el chocolate que os guste
- ¡Y ya! Aunque el azúcar glass les va muy bien






1) Se coloca la lámina a lo ancho y la partimos por la mitad. Esas dos mitades, a su vez, la partiremos en 2 de nuevo. Cada rectángulo hay que partirlo diagonalmente, separándolo en dos triángulos casi isósceles.


2) Ahora, en la base de cada triángulo (dejando unos 3cm de distancia al extremo) hay que poner un poquito de nocilla, o un trocito de chocolate. Tampoco mucho porque luego se extiende y si no se saldrá. Se empieza a enrollar y en la primera vuelta es bueno encapsularlo un poco, apretando los bordes para evitar que se salga el chocolate. Luego hay que ir enrollándolo hacia la punta, y veremos cómo vamos consiguiendo la forma de cruasán. 


3) Ir colocando los cruasanes sobre la bandeja, mientras ponemos a precalentar el horno a 220º. Cuando estén listos todos, dar una pincelada de agua o leche para que se doren, e introducir en el horno unos 15 minutos  a 200-220º, o lo que indique en el paquete del hojaldre que hayáis usado.


Y por último.... voilá! Sólo queda sacarlos calentitos, espolvorear un poco de azúcar glass sobre ellos, y dejarlos enfriar un poco. ¡Súper ricos! Sobre todo cuando aún están un poco calentitos, aunque no sea la mejor forma de tomarlos...