martes, 2 de octubre de 2012

Cookie Cup o taza galleta

Cuando me independicé hace unos años, una de las primeras cosas que hice fue comprar una botella de Baileys para tener en casa y poder tomar algo de vez en cuando u ofrecer a los amigos cuando vinieran.   Recuerdo que me regalaron 6 vasos de chupito hechos con chocolate y me hizo gracia, aunque realmente comerme el vaso después del Baileys no era algo que me gustara demasiado (prefiero una chocolatina de Nestlé, la verdad). 

Resulta que una idea parecida ha ganado diversos premios de Ecología, Marketing, Diseño... Es la Cookie Cup. O taza galleta, como prefiráis, pero no sé por qué siempre suena más "cool" en inglés.


Es una taza hecha de galleta y recubierta en su parte interior de una especie de azúcar glaseado que actúa de aislante, de tal manera que el café no se escurre a la par que la taza lo endulza. Y cuando lo acabas, puedes comértela. ¡2x1! Aunque seguro que también lo pagas. La verdad es que es un claro ejemplo de diseño sostenible, algo muy de moda ahora, y sobre todo un producto ecológico que evita el lavado de tazas y su ahorro, aunque también habría que saber qué conlleva la producción de esta taza galleta. 

En cualquier caso, un producto curioso que me gustaría probar. Y la verdad es que con la publicidad que han preparardo apetece....