viernes, 12 de octubre de 2012

Savarín integral de melocotón

Ayer os comentaba que desde que había visto una receta en un blog no había dejado de pensar en comer muffins... Pues bien, la receta era de muffins integrales de melocotón. La masa integral y los trocitos de fruta fresca le dan un toque muy apetecible, sobre todo en esta época otoñal. Como no tengo moldes individuales, lo que hice fue adaptarlo y preparar un savarín. Así de paso aproveché para estrenar el molde :D

Además, hoy es un día especial para mí y pensé que era apropiado preparar un postre (o desayuno) como éste... Es el día de la Hispanidad, fiesta nacional. Pero en Zaragoza es un día  especialmente importante por ser el día de la Virgen del Pilar, nuestra patrona... Y ya que no estoy allí este año me apetecía celebrarlo de algún modo, aunque por supuesto he echado de menos mirar a la calle y ver a la gente vestida de baturra, el ruido de las castañuelas y escuchar jotas de fondo. Todo con un ambiente festivo y alegre cerca de mi familia. Aunque la pena para ellos es que no podrán probar mi rico savarín :p

Ingredientes:
- 250g de harina integral de trigo
- 2 cucharaditas de levadura química (Baking powder)
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico (Baking soda)
- 1/2 cucharadita de sal
- 40-50g de azúcar moreno
- 2 huevos grandecillos
- 60 ml de puré de manzana (con una manzana es suficiente)
- 180g de buttermilk
- 65g de miel
- 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 melocotón grande ligeramente maduro pero firme.


Preparación:


Ingredientes secos
Por una parte, se pone en un bol grande la harina junto con la levadura química, el bicarbonato, la sal y el azúcar.  En este punto se puede poner a precalentar el horno a 180º. Después, en otro bol más pequeño se baten a mano los huevos y se les añade el puré de manzana, la miel, el buttermilk y la esencia de vainilla.El objetivo de batirlos a mano es que la masa quede más compacta y no esponjosa (la receta original era para muffins). Batimos bien hasta que la mezcla quede homogénea. En mi caso se ven como unas manchitas, son los grumos del puré de manzana, ya que como comentaba en la receta anterior lo dejé de esta forma. 

Una vez tenemos listos "los dos boles" añadimos la mezcla líquida a la harina, poco a poco y removiendo, intentando que no se formen grumos. Lavar y pelar el melocotón para después cortarlo en trocitos pequeños que añadiremos a la mezcla. En este tiempo, además, la masa habrá reposado un poco deshaciéndose algún grumo que haya podido quedar. Lo integramos bien con suavidad, y ya estará listo para rellenar el molde. Como es una masa que subirá es importante no llenarlo hasta el borde. 
Lo horneamos sobre la bandeja del horno (si utilizáis un molde de silicona la base ha de ser dura para que el molde no pierda la forma) unos 20-30 minutos. La técnica para ver que está listo es la misma que la del bizcocho, pinchar con un palillo cuanod tenga buen color y si sale limpio es que la masa está hecha por dentro. Cuando esté listo, sacar del horno y esperar unos minutos para desmoldar, o se nos romperá el savarín. Después, dejar en una rejilla hasta que se enfríe totalmente para evitar que se humedezca la base.

El resultado es el siguiente...

Savarín de melocotón Savarín de melocotón


Como anotaciones diré que si dejáis el "puré" de manzana grumoso, esto se notará en el savarín, que contendrá estos trocitos con una textura de "masa cruda". Al menos ésa es la primera impresión que os puede dar, sobre todo si no esperáis a que se enfríe del todo (huele taaan bien recién hecho....).

Y para los que no sepan qué es el buttermilk (yo era una de ellas), es suero de leche. Lo suelen vender en LIDL y Alcampo, aunque no son productos fijos. A partir de ahora estaré atenta para cogerlo cuando aparezca en LIDL... De todas formas, se puede hacer con un poco de leche (240ml) y una cucharada de limón o vinagre de vino. Se remueve y se deja reposar 10 minutos.