jueves, 11 de octubre de 2012

Puré de manzana

El otro día leí (y vi) una receta que tenía una pinta tremenda. Desde entonces, llevo toda la semana con ganas de comer muffins... ya os podéis imaginar sobre qué iba la receta. No os voy a contar nada más porque no quiero desvelar la que espero sea mi próxima obra culinaria.

Uno de los ingredientes que lleva es puré de manzana... Habrá quien piense que es algo muy básico (y lo es), pero la verdad es que nunca me había puesto a prepararlo. Así que ahí va la receta, para los despistados como yo.

Ingredientes:

- Manzana 
- Limón
- Opcional: Azúcar
- (Opcional: Canela, clavo...)

Preparación:

Como veis por los ingredientes, es una receta muy sencilla y por eso no he puesto cantidades. Se puede utilizar cualquier tipo de manzana, pero por lo que he leído la verde suele ser la mejor para hacer puré por su sabor más intenso.  Lo primero que hay que hacer es pelar la manzana y quitarle el corazón. Después se corta en cuadrados (yo la he cortado en trozos pequeños para machacarla mejor y que se hiciera antes) y se pone en un cazo, junto con una chorrada de limón, para evitar que se oxide y se oscurezca. Se añade un poco de agua, sin que llegue a cubrir las manzanas, se tapa y se pone a fuego medio-suave removiendo de vez en cuando. Hay que vigilar que no se consuma todo el agua y se acabe pegando la manzana al recipiente. El tiempo de cocción son unos 20-30 minutos, cuando veáis que ha cambiado de color y ya esté blandita. Los últimos minutos se puede destapar el cazo para que se evapore el agua restante y se quede sólo la manzana. Este es también un buen momento para añadir algo de azúcar si se prefiere un toque más dulzón, aunque ya sabéis que la manzana por sí misma tiene bastantes azúcares... Después, simplemente hay que hacer un puré con la masa que ha quedado. Según el uso que le vayáis a dar podéis pasarla por un pasapurés o dejarlo con una consistencia más grumosa. Lo cierto es que yo simplemente la he chafado un poco. 

Se puede utilizar para postres, para guarnición de algunas carnes como el cerdo, de relleno... Según para lo que se quiera, también se puede añadir algo de aroma en la cocción, como un par de ramas de canela, o algo de clavo. Combinan muy bien con el puré de manzana (y me encanta la canela!).